Quarta-feira, 25 de Março de 2009

Barrancos é gente boa!

1.500 EXTREMEÑOS SE SALVARON EN SUS CAMPOS

1.500 extremeños se salvaron de las tropas franquistas gracias a los dos campos de refugiados creados en esta localidad lusa
 
Barrancos, los héroes anónimos de la guerra
El río Ardila discurre a lo largo de la frontera con Portugal. Sirvió de guía para llegar a Barrancos./ CASIMIRO
 
 
Un destello de horror y pena se le escapa de la mirada cuando su memoria vuelve a la infancia. Es la herida que lleva en el alma desde que era niño. Con apenas 12 años vio cómo madres desesperadas corrían de la muerte con sus hijos en brazos mientras eran perseguidas por militares sin piedad. Había oído que España estaba en guerra, pero jamás imaginó semejante crueldad.

Sostiene con dignidad el peso de los 85 años. Las arrugas de su frente delatan una vida dedicada al campo y su rostro se ilumina cuando su mujer, con la que ha cumplido las bodas de oro, le regala una mueca de cariño.

Manuel Agudo dos Santos, o el Tío Marujo, como es conocido en Barrancos, su pueblo -localidad portuguesa situada a pocos kilómetros de la frontera-, es de los pocos supervivientes que fueron testigos de uno de los episodios más bárbaros, y a la vez humanitarios, que sufrieron los extremeños durante la Guerra Civil española.

Las tropas franquistas habían entrado por el sur en la provincia de Badajoz y arrasaron con todo lo que se encontraron a su paso. Los pacenses vieron en la frontera un destino de fuga para huir del miedo y la violencia del conflicto armado y no dudaron en pedir ayuda a sus vecinos lusos. Siguiendo el curso del río Ardila, que discurre a lo largo de La Raya, llegaron a Barrancos, un municipio muy pobre en aquella época y con unos 4.000 habitantes, que los acogió como si fueran sus hermanos y creó para ellos dos campos de refugiados a los que diariamente llevaban víveres. Además, muchas familias escondieron en su propia casa a varios de los perseguidos para evitar que los militares españoles los detuvieran y, muy probablemente, los fusilaran.

Unos 1.500 extremeños procedentes de pueblos como Oliva de la Frontera, Jerez de los Caballeros, Villanueva del Fresno, Valencia del Mombuey y Fregenal de la Sierra salvaron su vida gracias a esta muestra de solidaridad tanto del pueblo de Barrancos como de los guardias portugueses que tenían la misión de vigilar la frontera.

Al frente estaba el teniente António Augusto de Seixas, que se enfrentó a sus superiores y se jugó su puesto al considerar una injusticia la situación de los refugiados que llegaban del otro lado.

Este capítulo de la contienda española vive en la memoria de los que estuvieron allí, pero es casi desconocido para las nuevas generaciones de ambos lados de La Raya.

Por ello, tanto el Ayuntamiento de Oliva de la Frontera como la delegación extremeña de la Asociación de la Memoria Histórica han pedido que se le conceda a Barrancos la Medalla de Extremadura «por el apoyo humanitario que prestó a los refugiados extremeños» y que así su hazaña tenga reconocimiento oficial.

En aquella época el Tío Marujo vivía en un chozo y ayudaba a su padre en las labores del campo. «Desde lo alto del cerro lo vi todo. Recuerdo una vez que un teniente, en un caballo negro, se enfrentó a un militar español que perseguía a una mujer que ya había cruzado la frontera. Le dijo que se fuera de allí, que ese era su territorio y que no volviera. El español se dio la vuelta y no dijo ni pío. La mujer besó los pies del teniente», cuenta este barranqueño. Se trataba de Augusto de Seixas y, desde ese momento, se convirtió en leyenda.

Su mujer, María Remedios, toma la palabra para subrayar que «la Guerra de España», como ellos la llaman, fue «muy mala». Ella tenía nueve añitos, vivía en el pueblo y también guarda en su memoria sucesos de aquellos tiempos. Recuerda que una mañana su madre la despertó para ir a ver a «los españoles que venían entre los árboles, porque antes no había carreteras».

«Debajo de mi casa habitaba un matrimonio que tenía recogidos a cinco. Nos daban mucha pena», cuenta esta señora con un acento casi idéntico al de Olivenza. Habla español perfectamente, al igual que todas las personas mayores y muchas de mediana edad de este municipio luso -los jóvenes lo tienen más olvidado-. «Lo aprendí en mi casa porque mis padres lo hablaban, era una necesidad por lo del contrabando. El portugués lo estudié cuando pude ir a la escuela». De hecho, Remedios habla con sus hermanos y amigos en español, pero cuando se dirige a su marido lo hace en portugués, o en barranqueño, como llaman a su dialecto, «una 'mistura' de las dos lenguas».

Barrancos organizó a mediados del año 36, cuando empezó la guerra, dos campos de refugiados para acoger a los exiliados extremeños: Coitadinha y Russiana. Ambos se ubican en un paraje de singular belleza y que, paradójicamente, ha sido proclamado Parque Nacional. El primero era 'legal' y conocido por las autoridades portuguesas, mientras que el segundo fue un invento del teniente Seixas para seguir dando cobijo a los españoles sin que el Gobierno del dictador Salazar, que apoyaba a Franco, tuviera conocimiento.

Los campos de acogida se hallaban en un valle y la única estructura que tenían era una especie de casa de baño, construida con chapas de cinc y trozos de encina, dividida en dos partes para separar a mujeres y hombres.

Bombardeo desde el cielo

Mientras los vecinos portugueses daban ropa y alimento a sus refugiados, la provincia pacense era asolada por el ejército franquista. El historiador Francisco Espinosa Maestre, natural de Villafranca de los Barros y afincado en Sevilla, asegura que «la Guerra Civil ocasionó más fusilamientos en la zona sur de Badajoz que en provincias enteras de toda España».

«Almendralejo y Mérida opusieron más resistencia y fueron bombardeadas por la aviación. Testimonios de la época cuentan que se llevaron tres días recogiendo cadáveres y que los trasladaron de pie en los camiones para acabar antes». Espinosa resalta que la diferencia de la batalla en Badajoz con respecto al resto es que aquí hubo testigos de la masacre, periodistas portugueses -Mário Neves fue el más conocido- que consiguieron burlar la censura del Gobierno luso y llevar las imágenes de la guerra española al resto de Europa.

A día de hoy, Barrancos sigue siendo un pueblo -con 2.000 habitantes- de espíritu libre. Su alcalde, António Pica Tereno, que lleva en el cargo desde 1994 y pertenece a un partido independiente de una coalición de izquierdas, presume de vivir en un municipio que se ha hecho a sí mismo y que tiene casi de todo. Uno de los proyectos más inmediatos es convertir el Castelo de Noudar -desde el que se divisa el río Ardila y el campo de Coitadinha- en un alojamiento rural.

«Para nosotros sería un gran orgullo que nos dieran la Medalla de Extremadura, somos gente humilde y nos haría mucha ilusión porque los españoles son hermanos, las fronteras se las inventaron los gobiernos». Además, reflexiona, «sería una gran oportunidad para recuperar la memoria histórica que se está perdiendo».

«Yo sé muchas cosas porque mi padre me las contaba, pero mis hijos ya no saben ni la mitad, tienen menos interés, pero eso que pasó no se puede olvidar nunca», subraya Carlos Agudo Caçador, de 57 años y otro de los vecinos barranqueños, que habla de los extremeños con mucho cariño.

Sin embargo, la historia de los refugiados marcó un antes y un después en la tranquila existencia de este municipio. La huella de aquel episodio permanece muy viva en la memoria del Tío Marujo y María Remedios. «Una vez vino un español a pedir un trozo de pan a mi casa. Mi madre, que estaba amasando, me dijo: 'Ay hija, es que no tengo nada, dile que se tiene que esperar a que se cueza'. Fui a decírselo y éste me contestó: 'Pues bien ha de llegar y ha de sobrar...' Aquello me llegó al alma. Mi madre hasta lloró. El hombre estaría desesperado y muerto de hambre, pero es que no teníamos nada que darle». A Remedios, más de 70 años después, se le sigue poniendo el vello de punta.

«A mí lo que no se me olvida es una chica soltera con la cabeza rapada que se tiró delante de un camión para que se la llevaran a España. Decía que prefería morir a no volver a su país». Al Tío Marujo se le saltan las lágrimas y tiene que respirar hondo.

Se refiere al acontecimiento que acabó con los campos de refugiados. Se llevaron a los españoles en camión hasta Lisboa y después en barco en dirección al puerto de Tarragona, según un acuerdo al que llegaron ambos países. Desde allí, algunos pudieron escapar y exiliarse en Francia y otros corrieron peor suerte. El teniente Seixas fue castigado por su actuación con dos meses de suspensión y el paso obligatorio a la reserva. Sin embargo, gracias a su humanidad, más de mil extremeños salvaron su vida. Para éstos, los habitantes de Barrancos se convirtieron en los héroes anónimos de la guerra que les tocó vivir.
 
Opina

Aprovecha las ventajas de ser un usuario registrado y Regístrate
Para realizar un comentario con tu perfil, primero debes identificarte: Login. También puedes escribir un comentario sin tener perfil:

* campos obligatorios
<input ... > <input ... > <input ... > <input ... > <input ... > <input ... > <input ... > <input ... >
Listado de comentarios
34 OPINIONES
23/Mar/2009 | 07:17:28

Besteiro

En el PSOE de los años 30, demócrata solo estaba Besteiro, quien luego fue maltratado por el régimen franquista y murió en la cárcel creo que de tuberculosis. Fue una injusticia de tantísimas de la guerra. Pero el resto del PSOE se había bolchevizado e intentaba implantar una dictadura como la de Rusia. Si se paseaban en manifestación con pancartas de Viva Rusia. Solo hay que mirar los rasgos comunes de las personas asesinadas en la zona repúblicana para saber que pretendían con esos asesinatos, porque son sistemáticos.
23/Mar/2009 | 07:09:49

¿Defencían la democracia?

Si, defendían la democracia de Stalin, de todos conocida. Solo hay que preguntar a la gente de los países de Europa del Este, a la gente de la democrática república democrática alemana. La democracia en España había ya muerto, la elección ante la que se encontraban los españoles, en la que no podían elegir desgraciadamente, era una dictadura fascista o una dictadura comunista, también llamada democracia por algunos. La democracia del gulag, de los bosques de Katyn, de la primavera de Praga, y de Hungría. Y lo de más de 3000 personas ni de coña, porque si hubieran sido tantas personas en una ciudad que en los años 30 no creo que pasara de los 50000 habitantes, todos tendríamos familiares fusilados, y si, todos conocemos a gente cuyos padres o abuelos fueron fusilados, pero no los que conoceríamos si sobre la población de Badajoz de aquella época se hubieran fusilado a 3000 personas. Todos tendríamos algún familiar fusilado, y todo Badajoz se juntaría en el cementerio. Se fusiló a mucha gente, pero 3000 me parece una cifra disparatada, hubiera sido un drama en términos demográficos para la ciudad.
23/Mar/2009 | 02:14:42

Antifa

Pero si en la misma plaza de toros de Badajoz fusilaron a más de tres mil personas (3000), incluídos niños que no se querían separar de sus madres u hombres que su único delito era estar afiliado a un sindicato. Estamos de acuerdo en que los dos bandos hicieron barrabasados (es lo que pasa en TODAS las guerras y lo que hacen TODOS los miltares). Las diferencias están en que unos defendían la democracia y otros no, que unos estaban con los nazis y otros no, que unos han tenido 40 años de homenajes y otros no, que unos defendían la libertad y otros no, en fin que unos tenían razón y otros no.
22/Mar/2009 | 23:00:32

ana

Suerte que tuvieron en Barrancos: aquí en Badajoz los que llegaban a Elvas no los dejaban pasar. Los franquistas iban con un coche a la frontera y los mataban a tiros por las cunetas. Nuestros hermanos portugueses nos mataban como a cerdos. Eso mejor no se habla ¿No? Es más bonito hablar de este pueblo y sus heroicidades que de la matanza de Elvas y como veían las columnas de humo de muertos en Badajoz, callándose como perros.
22/Mar/2009 | 21:03:57

Anda que éste

Azuaga (Badajoz).- Se organiza una caza con 21 presos a los que sueltan atados y cazan los milicianos a tiros como conejos. Días previos los milicianos del frente Popular formaron un tribunal y torturaban a personas a quienes pretendían obligar a blasfemar, al juez le partieron la espina dorsal, a Plácido Alejandre Moreno le destrozaron la cara de un tiro y le echaron estiércol en la herida y dejaron medio enterrado en el cementerio, a Fernando Morillo (fabricante de harinas) le apalearon y torturaron y mutilaron aplicándole descargas eléctricas. Degollaron a José Moya. Mataron a palos a José Antonio Castillo y mataron entre otros a Juan Ortiz y José Martín a tiros.
 
http://www.hoy.es/20090322/regional/barrancos-heroes-anonimos-guerra-20090322.html
Publicado por AG às 12:18
Ligação da entrada | Comentem | Adicionem aos favoritos
|  O que é? | Partilhári

.Hora solar de Olivença

.Procurem neste blógui

 

.Que horas são?

Hora oficial:

.Contadôri


contador de visitas

.Entradas recentes

. "Ruas e aldeias de Oliven...

. Ruas bilingues em Táliga?

. Nacionalidades também em ...

. Mirandês na escola (2017)

. Olivença e a Raia na TVE ...

. Limpeza da ermida de Noss...

. Língua quíchua, mais ensi...

. O asturiano em 2017

. Pastor (Ánchel Lois Salud...

. Português cristang ou cri...

.Arquivos

. Outubro 2017

. Setembro 2017

. Agosto 2017

. Julho 2017

. Junho 2017

. Maio 2017

. Abril 2017

. Março 2017

. Fevereiro 2017

. Dezembro 2016

. Novembro 2016

. Setembro 2016

. Agosto 2016

. Julho 2016

. Junho 2016

. Maio 2016

. Abril 2016

. Março 2016

. Fevereiro 2016

. Janeiro 2016

. Outubro 2015

. Setembro 2015

. Agosto 2015

. Julho 2015

. Junho 2015

. Maio 2015

. Abril 2015

. Março 2015

. Fevereiro 2015

. Janeiro 2015

. Dezembro 2014

. Novembro 2014

. Setembro 2014

. Agosto 2014

. Julho 2014

. Junho 2014

. Maio 2014

. Abril 2014

. Março 2014

. Fevereiro 2014

. Janeiro 2014

. Dezembro 2013

. Novembro 2013

. Outubro 2013

. Setembro 2013

. Agosto 2013

. Junho 2013

. Maio 2013

. Abril 2013

. Março 2013

. Fevereiro 2013

. Janeiro 2013

. Dezembro 2012

. Novembro 2012

. Outubro 2012

. Setembro 2012

. Agosto 2012

. Julho 2012

. Junho 2012

. Maio 2012

. Abril 2012

. Março 2012

. Fevereiro 2012

. Janeiro 2012

. Dezembro 2011

. Novembro 2011

. Outubro 2011

. Setembro 2011

. Agosto 2011

. Julho 2011

. Junho 2011

. Maio 2011

. Abril 2011

. Março 2011

. Fevereiro 2011

. Janeiro 2011

. Dezembro 2010

. Novembro 2010

. Outubro 2010

. Setembro 2010

. Agosto 2010

. Julho 2010

. Junho 2010

. Maio 2010

. Abril 2010

. Março 2010

. Fevereiro 2010

. Janeiro 2010

. Dezembro 2009

. Novembro 2009

. Outubro 2009

. Setembro 2009

. Agosto 2009

. Julho 2009

. Junho 2009

. Maio 2009

. Abril 2009

. Março 2009

. Fevereiro 2009

. Janeiro 2009

. Dezembro 2008

. Novembro 2008

. Outubro 2008

. Setembro 2008

. Agosto 2008

. Julho 2008

. Junho 2008

. Maio 2008

. Abril 2008

. Março 2008

.Palavras-chave

. todas as tags

.Ligações

.Dicionário galego-português

Pesquisa no e-Estraviz

.Outubro 2017

Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
blogs SAPO

.Participem

. Participem neste blógui

.Contadôri

.subscrever feeds