Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

ALÉM GUADIANA

Associação Além Guadiana (língua e cultura portuguesas em Olivença): Antigo Terreiro de Santo António, 13. E-06100 OLIVENÇA (Badajoz) / alemguadiana@hotmail.com / alemguadiana.com

ALÉM GUADIANA

Associação Além Guadiana (língua e cultura portuguesas em Olivença): Antigo Terreiro de Santo António, 13. E-06100 OLIVENÇA (Badajoz) / alemguadiana@hotmail.com / alemguadiana.com

Contadôri

Flag Counter

Moisés Cayetano passeia pelas ruas oliventinas

AG, 16.07.12
Lunes, 9 julio 2012

PASEAR POR LAS CALLES DEL CASCO HISTÓRICO DE OLIVENZA/OLIVENÇA

Moisés Cayetano Rosado
Ayuntamiento-Câmara Municipal. Olivenza.

 

Pasear por las calles del Casco Histórico de Olivenza, por esas ruelinhas empedradas, o adoquinadas, sinuosas y a veces estiradas en una sucesión de casas blancas, enrejadas, que arriba lucen enormes chimeneas, es como trasladarse al corazón del Alentejo.


Recuerdo -hace ya tantos años que casi puedo rozar el medio siglo en la memoria- mis primeras estancias en la vila. Luego, cuando pude viajar por los pueblos vecinos del otro lado del Guadiana, comprobé con asombro “que no había salido de Olivenza”.

 


Cuarteles, alcázar medieval y fortificación abaluartada. Olivenza.

 

¡Oh!, su cerca medieval: que me perdonen Borba y Vila Viçosa, a las que tanto iría, pero la vi mucho más majestuosa. La mole imponente de la Iglesia de Santa María del Castillo, al lado del impresionante Alcázar y su Torre del Homenaje, elevado ante mis ojos de niño a la altura del cielo. La Iglesia de Santas María Magdalena, cuyo interior siempre me ha subyugado más que su “hermana” Igresia de Jesus, de Setúbal. La capilla de la Casa de Misericordia, cuya azulejería y retablos barrocos me acercaban a la Igresia de Santo Domingos, de Elvas, que tanto habría de visitar después…

Fortificación abaluartada con Torre Homenaje castillo al fondo

 

¡Qué encanto su muralla abaluartada, pese a los abandonos y las incomprensibles destrucciones, que forman un “cosido” contra las invasiones del vecino junto a otras memorables como Valença do Minho, Almeida, Castelo de Vide, Marvão, Campo Maior, Elvas, Juromenha, Monsaraz, Castro Marim y tantas más! Y esos cuarteles del siglo XVIII, hoy reconvertidos para la paz en Centro de Salud, Centro de Mayores, Biblioteca Pública, Oficina de Turismo, Albergue, Museo Etnográfico…

Calle y chimenea oliventina.

 

Pero, con todo, lo mejor el paseo sereno por las calles de blanco y chimeneas, donde aún puede oírse a los mayores hablar en portugués. Una especie de portugués cantado, que de niño me llenaba de asombro, y era tan frecuente como hoy difícil de escuchar: por eso pongo aún más atención a la armonía musical de sus sonidos.

Iglesia de Santa María del Castillo. Olivenza

 

Comer los dulces típicos de la ciudad: esa Técula-Mécula que no se encuentra igual en parte alguna; bolo podre, nógados…, mientras caminamos por sus paseos pulcramente empedrados con las grandes teselas blancas y negras, haciendo dibujos primorosos que solo artesanos portugueses pueden hacer tan bien…


Perderse, perdernos en las calles, ruas, ruelinhas de Olivença, que una nueva Olivenza no puede eliminar, ni debe hacerlo, porque su enorme riqueza artística, monumental, lingüística, gastronómica, cultural, vital, la asiste de continuo en su diario transcurrir.

 

MOISÉS CAYETANO ROSADO

moisescayetanorosado.blogspot.com

 

http://digitalextremadura.com/not/25346/pasear_por_las_calles_del_casco_historico_de_olivenza_oliven_a/